martes, 19 de julio de 2011

Respuesta a Dali2009 (ver comentario en Mi Escuela)

Los argumentos del arquitecto Cooper están orientados a explicar lo que se hace en otros países con edificios públicos si se quiere evitar su abandono o desaparición. Generalmente esta operación inmobiliaria consiste en guardar la parte del edificio que mantiene un fuerte contacto con el espacio público y en donde las fachadas antiguas son conservadas como la forma más respetuosa de “guardar el edificio como memoria” en su relación principal con la ciudad, memoria física. Y si esta fachada enmarca un espacio interior integrado a ella este elemento generalmente se mantiene también.
En el caso del Palais Concert, del cual tengo una información reciente y sin duda incompleta, se trata aparentemente de evitar que un edificio emblemático, marco de un café histórico de un periodo en que el cercado de Lima era centro de frecuentaciones de intelectuales limeños y escritores internacionales célebre, se convierta en una tienda de departamentos de la cadena Ripley.
Aunque no sea un especialista de las políticas de conservación de monumentos sino un arquitecto respetuoso de todo aquello que estimule la memoria culta de una cuidad, me parece conveniente que la Municipalidad de Lima y el Ministerio de la Cultura, si no disponen de los medios necesarios para transformar el edificio en un centro cultural, propongan a los clientes del arquitecto Cooper un compromiso que permita que una parte del primer piso sea conservado y se mantenga vigente la memoria del lugar dándole un uso público similar al desaparecido.
Aprovecho de esta polémica para invocar la necesidad de establecer un inventario del patrimonio monumental y cultural de la Lima histórica aprobado por ley para que la nación tome conciencia de su importancia pues no creo que los esfuerzos puntuales de las asociaciones de defensa del patrimonio, con lo necesarias que son, logren tener el apoyo ciudadano masivo necesario e urgente.
Tomemos ejemplo de la política mexicana de defensa del subsuelo y meditemos en las palabras de Alfonso de María publicadas hoy en el Comercio : "La gente sin pasado no puede construir su futuro"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para recibir respuesta a su comentario, deberá mencionar su dirección de correo electrónico la cual no será publicada en el blog.